Este alimento posee unas cualidades nutricionales que hacen de él un gran aliado en la cocina. A parte de ser apto para celíacos ya que no lleva gluten, es un alimento que tiene múltiples beneficios para tu salud por su alto aporte en proteínas, fibra, vitaminas y minerales.  Por eso no hace falta ser celíaco para tenerlo en la despensa y poder disfrutar de su característico sabor y beneficiarse de sus propiedades.